print

La ciencia del cabello

LA ESTRUCTURA DEL CABELLO

Para comprender la ciencia de la coloración, es importante, primero, comprender QUÉ es lo que estamos tiñendo. Comencemos con una revisión de la estructura capilar.

FIBRA CAPILAR

Las fibras capilares se componen de: la cutícula, la corteza y la médula.

La cutícula tiene, aproximadamente, 10 capas de estructuras planas que se superponen a modo de escala, las cuales son responsables del estado de tu cabello ya que te ayudan a proteger la parte interna de la estructura capilar, es decir, la corteza.

La corteza está formada por un grupo de células en forma de eje que se alinean con la fibra, la cual representa cerca del 70 al 90 % del volumen del cabello. La corteza contiene un pigmento natural denominado melanina y es en dónde se lleva a cabo el proceso de coloración. El tamaño, la forma y la distribución de la melanina determina el color general de tu cabello.

La médula es el centro de la fibra capilar. Es el núcleo de las células alargadas que circulan en medio de la fibra capilar.

¿QUÉ IMPACTO TIENE LA COLORACIÓN EN LA ESTRUCTURA CAPILAR?

Debido a que el pigmento de color (melanina) se encuentra en la corteza, en lo más profundo del cabello, y la cutícula está diseñada para proteger la corteza, los tintes o decolorantes deben penetrar la cutícula, recorrer la corteza y permanecer activos el tiempo suficiente para teñir el cabello.

También existen diversas variedades de cabello: lacio, ondulado, rizado, entre otros. Las pequeñas diferencias en nuestros genes pueden marcar una gran diferencia en nuestro cabello. Por ello, es importante comprender qué tipo de cabello tienes antes de teñirte. Por ejemplo, dado que el cabello de las personas asiáticas es más grueso que el cabello de las personas caucásicas, puede ser más difícil que el tinte penetre y se fije. Por lo tanto, es posible que se necesite un mayor tiempo de exposición.

MÁS DATOS INTERESANTES SOBRE EL CABELLO

  • El 95 % del área total de la piel está cubierta de cabello.
  • Una cabeza promedio contiene más de 100,000 folículos capilares.
  • En la cabeza de un bebé, hay 1,100 folículos por centímetro cuadrado; a los 25 años, esta cifra desciende a 600 y a los 50, se reduce de 250 a 300, pero la cantidad depende del tipo físico de cada persona.
  • El cabello es muy elástico y difícil de destruir, especialmente al jalarlo.
  • Es tan resistente que, de hecho, un mechón es más resistente que un alambre de cobre de igual grosor.
  • El cabello crece a una velocidad de ~1 cm por mes
  • Cada cabello en el cuero cabelludo crecerá durante, aproximadamente, 1000 días y, luego, se caerá. Así comienza el proceso de caída mientras que las etapas subsiguientes pueden durar algunos meses.
  • Cada folículo crece cerca de 20 cabellos nuevos durante toda la vida, los cuales crecen durante muchos años hasta que se caen.
  • Naturalmente, perdemos entre 50 y 100 cabellos por día.
  • No se forman nuevos folículos después del nacimiento.